lunes, 13 de agosto de 2018

HELLO, DAAAHLING!!!

¿Quién es Talullah Bankhead?

"Se supone que soy voluble. Con cabello de color miel, voz de violonchelo, voluble Tallulah, ¡esa soy yo!"
(Tallulah: My Autobiography)

Tallulah Bankhead en un retrato de George Hurrell de 1936.

Hoy la mayoría de las estrellas del cine clásico están prácticamente olvidadas. Si excluimos a Katharine Hepburn, Bette Davis (ninguna de las dos de mi agrado), Garbo, Ingrid Bergman (esta última con reservas), prácticamente el público general no se acuerda del resto, a no ser que seas como la otra Hepburn o Monroe y te conviertas en imagen de diversos objetos de lo más ordinario. "¿Quién no tiene una taza o un póster pop de ellas?" Para mí eso no es recordarlas. Habrá gente que diga: "¡Me encanta Audrey!", pero me pregunto: "¿Cuántas de sus películas conoces?"

"Lo único que lamento de mi pasado es la duración.
Si tuviera que volver a vivir mi vida, cometería los mismos errores, solo que antes."
(Tallulah: My Autobiography)

Dos retratos de Tallulah: en su juventud y en plena madurez.

Me he irritado en ocasiones cuando he tenido que dar explicaciones sobre quienes eran figuras (tan dispares entre ellas) como Gloria Swanson o Lana Turner. O cuando he tenido que sacar a alguien de su error y decirles que Errol Flynn no era el autor del último libro que me estaba leyendo, sino una estrella del cine de aventuras. He pecado incluso de benevolente cuando al hablar de Yvonne De Carlo (actriz con una larga trayectoria), he tenido que sacar a relucir que era la de "The Munsters" para que me entendieran. Y os podéis imaginar la cara que puse cuando llevando un libro sobre Bogart y Bacall, me preguntaron: "¿Quienes son esos?"

"En vista de mi desprecio por el teatro, sus prácticas y la morosidad, ¿por qué he seguido actuando en él durante treinta años? No tengo una profesión alternativa.
¿Atrapar langostas? ¿Minero? ¿Contrabando?
No tengo los músculos, el equipo o el nervio."
(Tallulah: My Autobiography)

"Aquí hay una regla que recomiendo:
nunca practiques dos vicios a la vez."

(Tallulah: My Autobiography)

Hedy Lamarr por ejemplo recuperó popularidad gracias a que nos machacaron con su invento. Incluso le hicieron un documental en 2017, "Bombshell: la historia de Hedy Lamarr", que a mí en particular no me aportó nada. Solamente la alegría de verla en todas partes, aunque las informaciones en ocasiones eran erróneas o simplemente inventadas. Incluso cuando acudí en el 2013 a ver una exposición sobre ella en la Fundación Telefónica, me di de bruces con una foto que no era suya… Por fortuna (creo no estar equivocado) no la he visto serigrafiada en ningún objeto. ¡¡Gracias a Dios!!

"Probé varias variedades de sexo, y todas  las detesto.
La posición convencional me da claustrofobia;
las otras me dan rigidez en el cuello o en la mandíbula."
(Tallulah, Darling)

"Llegaré y te haré el amor a las cinco en punto.
Si llego tarde, comienza sin mí."
(Tallulah, Darling)

No voy a mentir diciendo que conozco a cada una de las estrellas, desde el cine mudo hasta los años 50 al dedillo porque no es verdad. Pero con sinceridad, puedo decir que tengo una idea de (casi) todas. En el caso de la Bankhead, es difícil "seguirla la pista" por ser una actriz principalmente teatral y no dejarse ver mucho en el cine. La conocía por su película más famosa "Náufragos" (1944) de Alfred Hitchcock, pero porque este director es uno de mis favoritos. Sabía también de su lengua afilada por unas grabaciones en CD que poseo de un encuentro en la radio entre Marlene Dietrich y ella, y por menciones o pequeñas reseñas en los libros sobre cine que tengo.

"Bueno, no sé, cariño, nunca me ha chupado la polla."
(Cuando se le preguntó su opinión sobre si una celebridad masculina
de la época era homosexual)

"Náufragos" (20th Century Fox, 1944).

A pesar de una carrera cinematográfica poco productiva y con muchos sinsabores, Tallulah Bankhead fue conocida por su característico y áspero saludo: "Hello, daaahling!". Reconocida por su agudo ingenio y su tono sarcástico, era más interesante y tuvo más éxito en persona que en la pantalla. Tennessee Williams escribió su obra "Un tranvía llamado deseo" con Bankhead en mente como Blanche Dubois; y la mordaz Margo Channing interpretada por Bette Davis en "Eva al desnudo" (1950), tenía algo más que un parecido razonable con ella (que Bankhead no dejó escapar).

"Hice lo que pude para inflar el rumor
de que estaba en camino al estrellato.
A lo que me dirigía, según cualquier estándar matemático conocido por el hombre, era el olvido, a modo de oscuridad."
(Tallulah: My Autobiography)

No tengo duda alguna de que la bruja de Davis se inspiró en ella.

Indómita estrella del teatro, el cine, la televisión y la radio, Tallulah (su verdadero nombre) nacida en 1902, era la hija de un acaudalado político de Alabama que más tarde sería el Presidente de la Cámara de Representantes. Siendo adolescente ganó un concurso de belleza y empezó a trabajar en compañías de teatro locales. Esto la animó a probar suerte en los escenarios de Nueva York.

"A pesar de todo lo que puedan haber escuchado,
nunca he dado un paseo en un coche patrulla."
(Tallulah: My Autobiography)

"Leí a Shakespeare y la Biblia, y puedo tirar los dados.
Eso es lo que yo llamo una educación liberal."
(Tallulah: My Autobiography)

Su personalidad vivaz encantó a dramaturgos como Zoe Akins y Rachel Crothers, que serían fundamentales en su carrera. Crothers escribiría una obra de teatro expresamente para ella, "Everyday" (1921) y Akins creó el personaje de Eva Lovelace de la obra "Gloria de un día" para ella, que en 1933 fue llevada al cine y le valió su primer Oscar a Katharine Hepburn. En 1923 con poco más de veinte años, tras varios papeles en el cine y después de una puñalada fallida al salir del teatro en Broadway, Tallulah pone rumbo a Londres, donde se convierte en una aplaudida y exitosa actriz teatral en el West End. Bankhead protagoniza algunas películas allí como: "A Woman´s Law" (1927) y, hacia el final de su estancia de ocho años, "His House in Order" (1928), regresando a EEUU en 1931.

"Tengo tres fobias que, si pudieran silenciarlas, harían mi vida tan elegante como un soneto,
pero tan aburrida como el agua estancada...
Odio ir a la cama, odio levantarme, y odio estar sola."
(Tallulah: My Autobiography)

"Actuar es una profesión asombrosamente fácil.
No he pensado más en mis mejores papeles que en los peores."
(Tallulah: My Autobiography)

Con la llegada del sonoro el modo de hacer películas había cambiado. El declive de muchas estrellas del cine silente puso en el punto de mira de los estudios a los actores y actrices del teatro. Además, los estudios de Hollywood reclamaban personalidades carismáticas para sus producciones. Las actrices extranjeras y exóticas eran muy populares en ese momento. Así lo era Greta Garbo para MGM y Marlene Dietrich para la Paramount, que acababa de traerla desde Alemania para rivalizar con ella. "Rivalidad perfectamente estúpida, pues pocas estrellas fueron tan distintas y pocas carreras tan dispares." como bien dijo Terenci Moix en su libro "Mis inmortales del cine. Hollywood años 30" (1996). Dietrich había demostrado ser una mina de oro para el estudio. Sus tres primeras películas hicieron mucho dinero y la Paramount pensó que otra actriz de sus características aumentaría sus ganancias.

"Una de las trágicas ironías del teatro es que solo un hombre puede contar con un trabajo estable: el vigilante nocturno."
(Tallulah: My Autobiography)

Los estudios haciendo siempre de las suyas...
Izda.: Bankhead. Dcha.: Garbo

Aunque Tallulah no era una actriz extranjera, había estado fuera el tiempo suficiente para ser prácticamente una desconocida para el público estadounidense. Poseía una belleza similar a la de Garbo y Dietrich, y una fuerte voz ronca.

"Mi voz ha sido comparada con la llamada
de apareamiento del caribú."
(Tallulah: My Autobiography)

Mirada al infinito y que no falte el cigarrillo.
¡Glamour made in Hollywood!

Al llegar a Hollywood, Tallulah se encuentra con los ejecutivos de los diferentes estudios batallando por contratarla. Paramount ganó, pero éstos no sabían muy bien qué hacer con ella (como con casi todas sus estrellas). En un principio fue contratada como sustituta de Marlene Dietrich, ya que Marlene en aquella época tenía sus dimes y diretes con el estudio, porque se negaba a rodar si no era dirigida por Von Sternberg. El departamento de publicidad de Paramount se puso en marcha para promover su nuevo descubrimiento y finalmente Tallulah fue presentada al público en una de las primeras películas de George Cukor, "Honor Mancillado" (1931).

"Olí el estrellato. Pero mi nariz me traicionó."
(Tallulah: My Autobiography)

¿Sustituta de la Dietrich?
La Paramount como siempre desaprovechando el talento.

No gustó ni al público ni a la crítica, pero cumplió a la perfección con su cometido en películas como "Redimida" (1931), con Fredric March, y "Entre la espada y la pared" (1932), junto a Gary Cooper, Charles Laughton y Cary Grant. Tallulah no estaba muy interesada en trabajar en el cine. Sin embargo, la oferta de ganar 50.000 dólares por película fue una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar. Posteriormente dijo: "La única razón por la que fui a Hollywood fue para follar con el divino Gary Cooper."

"Toda mi vida,
he sido terrible al recordar los nombres de las personas.
Una vez presenté a un amigo mío como Martini.
Su nombre era en realidad Olive."
(Sobre por qué llama a todos daaahling. Cita atribuida)

Junto a Gary Cooper en "Entre la espada y la pared" (Paramount, 1932).

Gary Cooper no era la única persona en la que Tallulah estaba interesada. Ella deseaba conocer a la huidiza Garbo. Su oportunidad llegó cuando la escritora Salka Viertel, una amiga común, la invitó a su casa comentándola que Greta estaría allí. Tallulah se encontró con Garbo esa noche y lo primero que hizo fue acercarse a ella y tirar de sus pestañas. Garbo se quejó y Tallulah le dijo: "solo quería ver si eran reales." Las dos se cayeron bien, aunque aparentemente solo eran "amigas", a menudo quedaban para jugar al tenis los domingos.

"Me violaron en un camino de entrada cuando tenía once años… Fue una experiencia terrible porque teníamos toda esa grava..."
(Greta Garbo & Marlene Dietrich: Safo va a Hollywwod)

Junto a Robert Montgomery en "Faithless" (MGM, 1932).

Después de protagonizar junto a Robert Montgomery "Faithless" (1932), abandonó el cine donde no se la valoraba, para concentrarse en una ya triunfante carrera teatral en Broadway. En los escenarios hizo suyos los personajes de varias obras de teatro que luego se convirtieron en películas sin ella, como: "Cuando el diablo asoma" (1934), un vehículo para el lucimiento de Joan Crawford, "Amarga victoria" (1939) y "La loba" (1941) ambas protagonizadas por Bette Davis.

"¡Siempre actúa igual!
Esa zorra... ¡Ha encontrado el personaje de sus sueños!
¡No tiene que actuar ni fingir que actúa, y puede salir tal como
está cuando se levanta por la mañana!"
(Sobre Bette Davis en "¿Qué fue de Baby Jane?")

"En el teatro hay intérpretes
que pueden hacer una producción de comer una manzana."
(Tallulah: My Autobiography)

Pero en Hollywood se divirtió de lo lindo, con su Rolls Royce, su bronceado y sus fiestas sin freno. Joan Crawford recordó: "Todos la adorábamos. Estábamos fascinados con ella, pero también estábamos asustados por su muerte… Ella tenía tanta autoridad, como si gobernara la tierra, como si fuera la primera mujer en la luna."

"¿La cocaína crea hábito? ¡Por supuesto que no!
Yo debería saberlo, que he estado tomándola durante años."
(Tallulah, Darling)

"Mi padre me advirtió sobre los hombres y el alcohol,
pero nunca mencionó ni una palabra sobre las mujeres y la cocaína"
(Tallulah, Darling)

Además de sus fiestas sin descanso, estaban sus escapadas sexuales. Después de un encuentro con Johnny Weissmuler comentó: "me he quedado muy satisfecha." Pero el mayor escándalo que proporcionó a la prensa fue: "No he tenido un affaire durante seis meses. ¡¡Seis meses!! Demasiado tiempo… ¡¡Necesito un hombre!!"

"La mayoría de las cosas que se dicen de mí o están impresas son absurdas y falsas. No es que me importe lo que dice la gente:
todo es parte del juego.
Dicen, por ejemplo, que Marlene Dietrich y yo estamos furiosamente celosas, la una de la otra.
Que pasamos nuestro tiempo libre peleando juntas como verduleras por todo el plató. Acabo de volver del camerino de Marlene, donde compartimos una botella de champán..."
(Motion Picture, Septiembre de 1932)

Rodeada de hombres (como a ella le gustaba) en "El fraude" (Paramount, 1931).

Aunque los rumores de sus escarceos con mujeres no paraban de circular, públicamente nunca declaró que fuese bisexual, ella se consideraba "ambisextra." Sus preferencias eran mayoritariamente masculinas, aunque más de una vez comentaba que era lesbiana. A un amigo le dijo: "Nunca podría volverme lesbiana, porque ¡no tienen sentido del humor!"

"Cuando empecé a hacer películas, comenzaron a circular historias absurdas sobre mí. Me dijeron que estaba tratando de "hacer de Garbo". Una cosa fatal para decir sobre cualquier actriz. Palabras perfectamente calculadas para despertar la actitud defensiva y la ira de miles de fanáticos de Garbo.
¿Crees que no me importó eso?"
(Motion Picture, Septiembre de 1932)

"Soy tan pura como el aguanieve."
(Saturday Evening Post, Abril de 1947)

Según su biógrafo Lee Israel, el hombre de su vida, al que conoció en los años 20, fue Napier Sturt, el tercer Barón de Alington, bisexual reconocido, descrito como: "un rubio tuberculoso, con labios carnosos y sensuales, bien educado y de encanto distante algo anticuado." Se casó en 1937 con el actor John Emery, del que se divorció en 1941. No tuvo hijos, pero tuvo cuatro abortos antes de los 30.

"Nadie puede ser exactamente como yo.
A veces incluso yo tengo problemas para serlo."
(Tallulah: My Autobiography)

Sofisticada y un tanto peligrosa en "Thunder Below" (Paramount, 1932).

Su vuelta al teatro tras su paso por Hollywood fue todo un acontecimiento. Aclamada por la crítica teatral no paró de trabajar en Broadway hasta su regreso (momentáneo) al cine en 1944. Bankhead se vengaría de Hollywood con el "Premio del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York" por su interpretación en la película de Hitchcock "Náufragos" (1944), donde lleva las riendas de una pequeña embarcación que se mece en el océano. Hitch siempre contaba la anécdota de que la actriz provocaba muchos problemas en el rodaje al trabajar sin ropa interior.

"Entre tú y yo,
los críticos tampoco saben mucho sobre la actuación.
Los más experimentados y eruditos pueden detectar papeles débiles sin un contador Geiger, aunque de vez en cuando aclamaron como obras maestras piezas que ofenden a la nariz del tramoyista."
(Tallulah: My Autobiography)

Junto a Alfred Hitchcock en un descanso del rodaje de "Naufragos".

Tallulah había trabajado tanto en el escenario como en la pantalla, pero en los años 50, estaba a punto de enfrentarse a un nuevo medio: la radio. NBC produjo "The Big Show" un espectáculo de 90 minutos que contaría con actores célebres, cantantes y comediantes. A Tallulah se le pidió que lo presentara, dándole un período de prueba de cuatro semanas después de las cuales podía dejarlo si quería. Cuando el show se estrenó fue un gran éxito. Tallulah estaba tan encantada que aceptó seguir trabajando después. El programa se emitía todos los domingos por la noche y duró dos años. Tallulah fue nombrada en 1951: "Mujer de la radio del año."

En su programa de radio, un oyente le preguntó si había visto "Eva al desnudo" (1950), la película de Bette Davis. Ella contestó: "Todas las mañanas al lavarme los dientes:"
Y añadió: "No crean que no sé quién está difundiendo chismes sobre mí y mi mal carácter por todo Hollywood,
que es donde han hecho esa película...
Daaahling, ya verás cómo voy a dejar a esa mujer cuando le ponga la mano encima.
Después de todas las cosas bonitas que he dicho de esa bruja.
¡Cuando la agarre le voy a arrancar todos los pelos del bigote!"

La radio, una de sus grandes satisfacciones.

Gran parte del éxito del programa de radio se atribuye al ingenio de Tallulah. Aunque se trabajaba sobre un guion, Tallulah era conocida por improvisar. Muchas de sus bromas consistieron en humillaciones divertidas entre Tallulah y sus invitados:
-Marlene Dietrich: Tallulah, ese precioso vestido que llevas puesto, ¿de qué color es?
-Tallulah: Se llama acorazado gris, daaahling.
-Marlene: ¿Acorazado gris? ¡Qué encantador! ¿Pero no crees que esté un poco apretado alrededor de la sala de calderas?

"Tallulah es la mujer más inmoral que jamás haya existido."
(Marlene Dietrich)

Junto a Marlene Dietrich y John Huston (detrás) en 1949
en una fiesta en Radio City Film.

Tallulah no volvería a aparecer en el cine hasta la década de los 60 y como sucede con todos los "has been", lo hizo en un par de películas de terror de serie B. El resto de su carrera se centró en el teatro, la radio y apariciones especiales en televisión, como por ejemplo: "The Lucy-Desi Comedy Hour" como ella misma en 1957 y "Batman" en marzo de 1967, interpretando a la villana La Viuda Negra en dos episodios.

"¡La actriz Estelle Winwood no es la mejor amiga de Tallulah!
¡Soy yo! ¡Y tengo las cicatrices para probarlo!"
(Patsy Kelly, actriz)

Junto a Lucille Ball en "The Lucy-Desi Comedy Hour".

Nunca ocultó sus vicios. Además del sexo, era notorio su gusto por el alcohol y las drogas. Tallulah Bankhead murió en Nueva York en 1968, como consecuencia de una neumonía a los 66 años de edad.

"Tallulah es peligrosa, atrevida, impredecible, dinámica, caprichosa, poco convencional y está totalmente loca."
(Ted Shane, escritor y guionista)

Como la Viuda Negra en "Batman" (60´s TV serie).

"Siempre más grande que la vida" como apuntan los autores Don MacPherson y Louise Brody en su libro "Leading Ladies" (1986), Hollywood sólo la recompensó con un papel, el de "Náufragos", "demasiado escaso para su talento."

"Cuando me preguntan sobre mi técnica, me vuelvo evasiva.
No estoy al tanto de que tenga alguna."
(Tallulah: My Autobiography)

Miss Bankhead con Doloras. ¡Si este perrito hablase!

Epílogo

Ted Hook, uno de los asistentes de Tallulah, tenía miedo de dejarla sola una noche. Después de unas horas, regresó a la casa y olió a humo. Corrió a la habitación de Tallulah. Doloras, el maltés que normalmente dormía sobre la cabeza de Tallulah, estaba ardiendo como un halo llameante. Tallulah aparentemente se había quedado dormida, después de arrojar sus cenizas sobre el perro dormido. Ted corrió al baño en busca de agua y gritó:
-¡Tallulah, Doloras está en llamas!
Ella se despertó.
-¿Qué pasa?
-¡Tallulah, Doloras está en llamas!
-¡Bueno, por el amor de Dios, cuídalo!, dijo y se volvió a dormir.
(Miss Tallulah Bankhead por Lee Israel)

Venenosos salu2 desde Crystal Lake!
Fotos: colección y archivo. Editadas por mí.

domingo, 29 de julio de 2018

DAVID JASON REBOOT!!


“Su madre debería haberle tirado a la basura,
y haberse quedado con la cigüeña.”
Mae West


“Puedo mirarme en el espejo, y puedo estar orgullosa.”
Tippi Hedren

A lo largo del día de hoy, 27 de julio, mi índice de explosividad volcánica* se encontraba clasificado entre el nivel 5 y el 6 o para entendernos: paroxística y colosal. Así estaba a la hora de la siesta hasta que hablé por WhatsApp con mí querida Escolopendra Venenossa y entonces, bajó hasta el nivel 1 o lo que es lo mismo: ligero. Mi estado natural sin tomar las Flores de Bach.

El volcán de Izalco, en San Salvador,
en el trascurso de un espasmo moderado en 1957.

“La hipocresía es siempre fatal.”
Hedy Lamarr

Antes de volver a mi estado natural, había cotilleado el perfil de Instagram de una característica diseñadora de moda española. Una que va de muy verde, que alaba la labor de una protectora y que luego te sube una foto de su nuevo miembro de la familia, un perro de raza y que te cuelga una foto asistiendo a una corrida de toros…


“Las personas estúpidas me molestan.
El único defecto con el que pierdo la paciencia.”
Marlene Dietrich

Ahora son las 22:40h y mi estado después de sacar a mis perros Frankenweenie y Happycrow a eso de las 22:00h ha subido hasta el nivel 7. Estoy mega-colosal-mente enfadado y no sigo porque solo me queda el nivel 8 y acaba de llegar Escolopendra a Crystal Lake. Al verme el color de la cara ha ido directa al congelador, ha sacado una máscara helada y me la ha plantado sobre el careto.


“Soy un regalo para la gente interesante,
pero si nunca te soporté te encontrarás con un cuchillo.”
Louise Brooks

¿Cómo he pasado del nivel 1 al 7? Pues muy fácil, por culpa del puñetero eclipse lunar. Pero esto es otra historia y tiene más que ver con mi ego, al que he dejado salir a pasear y al que tengo que domar de vez en cuando. Para mí no es compatible que en un mismo lugar, se de la situación de verse un eclipse y Chonylandia al completo salga de hasta debajo de las piedras para verlo, cuando sólo se mueven para ir de tapas al bar de Justo a ver el fútbol.

“Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota.
Pero no se deje engañar. Es realmente un idiota.”
Groucho Marx


“Puedo perdonar todo, menos el aburrimiento.
La gente aburrida no debería seguir por ese camino.”
Hedy Lamarr

Sospecho que soy bipolar, porque lo mío no es normal. Hoy por ejemplo he pasado una mañana agradable, empecé bien a las 10.00h, para terminar irritándome por la tarde. Como he dicho al principio, después de hablar como a las 18.30h con Escolopendra volvía a estar de buen humor y al caer la noche al volver de pasear con los perros, ha vuelto a poseerme de nuevo el mal rollo. ¿Será el eclipse lunar que me ha afectado? o ¿Tendrá razón el test de trastorno bipolar que me hice online?


“Todos sabemos que todos tenemos problemas.
¿Pero a quién le importa excepto a nosotros?
¿Y por qué contárselo a otros?”
Joan Crawford

Hoy estaba tan de buen humor que a las 14:15h, inexplicablemente, acompañé a mi cuñado Quique a, nada más y nada menos que a Leroy Merlin a ver ¡tiradores de puertas!, un lugar donde nunca me encontraréis ni aunque me haga falta un tornillo. Y falta me hace más de uno…

El volcán de Izalco, estuvo excepcionalmente activo en 1957.

“Las personas que pueden dormir la siesta tienen suerte.
No turbes su siesta sólo porque usted no puede hacer lo mismo.”
Marlene Dietrich

El problema empezó cuando fui a echarme la siesta sobre las 17:00h…
La mentada diseñadora ya despertó mi ira, que junto con el calor y la semana que llevo de aguantar tantos Changes, animalistas de medio pelo y Drama Queens, no es de extrañar que arrojase por mi boca más de 1000m2 de material venenoso. Lo habitual es, que si no me molesta nada, pase los días ricamente en un estado latente, pero en cuanto abres una red social y quieras o no aparezcan las noticias del resto de usuarios empiezo a calentarme. No lo puedo evitar, igual que no puede evitar un cocodrilo del Nilo hincarle el diente a un ñu cuando cruza el rio Mara. Por cierto que estos saurios pueden pasarse meses sin comer.


“Nunca dije: “Quiero estar sola”.
Sólo dije: "Quiero que me dejen en paz".
Hay toda una diferencia.”
Greta Garbo

Soy activo en las redes sociales. Me gustan, aunque en ocasiones las utilizo para que me den sueño porque por lo general los selfies me aburren y no estoy especialmente interesado en la vida de la gente, pero la mayoría de las veces termino desvelado y enojado. No hablo de perfiles amigos que en eso tengo mis categorías y depende de mí humor del momento, sino también de perfiles de desconocidos, sobre todo en Instagram. Aquí mis dardos van encaminados a los usuarios que se creen documentalistas del National Geographic y suben vídeos bastante desagradables que justifican de una manera tan simplista como que es Ley de Vida.
-"¡Oh, my god!"- repiten sin cesar mientras no dejan de grabar como una hiena destripa un antílope. Me da igual en qué idioma hablen, porque en el arte de cabrearme soy multicultural. En persona, como bien sabe Escolopendra, he discutido en el marco incomparable de La Isla de los Museos de Berlín, hasta con rusas.

“Me gustan las discusiones de categoría."
Hedy Lamarr

La erupción del Kilauea, que destruyó Kapoho a principios de 1960.

“Me oculto de vez en cuando y no hago nada durante días,
pero leo.”
Gene Tierney

Tengo una relación de amor-odio con las redes sociales y a veces me debo morder la lengua para no ofender a los demás, pero no me resisto a dar un repaso a más de uno con el fino arte de las sutilezas que mi Reguladora de Veneno, también conocida como Escolopendra Venenossa, me dice más de una vez, que de tan finas que son, nadie capta.


“Necesito la armonía a mí alrededor más que la comida,
la bebida y el sueño.”
Marlene Dietrich

No os alarméis, que si algo estoy aprendiendo con el yoga y los libros que leo últimamente, es aceptar el ritmo de los demás, aunque cuesta sobre todo cuando mi archienemigo el verano y su acólito el calor, corrompe a marchas forzadas mi pútrido cuerpo y reduce la cantidad de agua contenida en mí querido lago. Lo llevo tan mal que ando por Crystal Lake sin máscara, con pantalones cortos y chanclas. ¡Tal cual!


“Se dice en Hollywood que siempre se debe perdonar a tus enemigos, porque nunca se sabe cuándo tendrás
que trabajar con ellos.”
Lana Turner

En fin, que aquí estoy a las 03:06h del día 28 decidiendo una vez más, si soltar veneno o seguir con las sutilezas. Dejémoslo en fifty-fifty y a buen entendedor, pocas palabras bastan… Le doy las gracias por sus sabias citas a mis queridas estrellas, que lo mismo valen para un roto que para un descosido.


“Cuando soy buena, soy muy buena,
pero cuando soy mala, soy mucho mejor.”
Mae West

Mi amiga Tere, que cuando vende un bogavante y una clienta le dice: -“Me lo puede matar, que a mí me da pena.”- Y ella contesta: -“¿Y no le da pena comérselo?”-, se sentiría un poco defraudada si no suelto un poco de veneno. A malas el que se sienta aludido solo tiene que eliminarme de sus amigos, porque mi bipolaridad me juega malas pasadas y me cansa estar decidiendo a quien borrar. Soy muy positivo y siempre confío en el coeficiente intelectual de las personas… Escolopendra que está al día con mis salidas del tiesto me pregunta: -“¿Qué interés tienes en ser asocial?”-

“Sé que hay mucha gente buena y normal. He tenido la prueba.”
Hedy Lamarr


“Nunca olvido una cara.
Pero en su caso, estaré encantado de hacer una excepción.”
Groucho Marx

En mi caso el enemigo fundamental de las redes sociales son, a partes iguales: la falta de actividad y el aburrimiento. Tantas horas de inactividad hacen de mí, una especie de áspid que escudriña cada rincón de las redes en busca de potenciales víctimas. Como ella, me adapto a cualquier medio, pero clavo mis colmillos sobre todo en Facebook.


“Me gustaría ser sobrenaturalmente fuerte para poder corregir todo lo que está mal.”
Greta Garbo

Soy consciente de que yo también tengo un perfil claro: -"el típico pesado que solo habla de cine clásico"-, que por lo que veo (cuando me invade la negatividad), solo interesa a un par de incondicionales (sin contar familiares y Escolopendra) que, no sé muy bien por qué pero doy gracias por ello, se empeñan en interactuar conmigo: Cristina A. y Tere principalmente. Luego está un abanico más amplio de las/los que interactúan para compartir veneno conmigo, como por ejemplo la rubia loca apasionada del Metal y el Death Metal. A Escolopendra no le queda más remedio que interactuar en ambos casos porque normalmente le llamo la atención para que lo haga.

Nieve y hielo coronan la cumbre del Kilimanjaro en fuerte contraste
con la fauna y flora tropicales de las zonas bajas.

“Soy enemiga jurada de todo convencionalismo.
Desprecio lo convencional en todo, incluso en el arte.”
Hedy Lamarr

En fin, que ya he dado a conocer un perfil, el mío, pero también hay muchos otros: el que sube fotos de su nene o su perrito con las últimas gracias; el festivo que no para de subir fotos de quedadas; el que quiere dar pena; el auto-bombo: “¡Soy el más listo que ha parido Facebook!”; el auto-reafirmante: “Estoy fatal en esta foto… ¡Qué va, se te ve muy bien!”; el buen rollista: “¡Buenos días mundo!”; los animalistas: “Me parece haber visto una linda lagartija…”, luego resulta que es una salamanquesa; el que aparece y desaparece como el rio Guadiana siempre haciéndose el interesante; la que sube postres, pero ésta como me cae bien, pues la dejo hacer; los vengativos que utilizan las redes para lanzarse puyitas y muchos otros. Todos y cada uno de nosotros intentamos llamar la atención a nuestra manera. También te das cuenta que acumulas perfiles de ex parejas de amigos o amigos de amigos, a los que añadiste en un momento dado por cortesía y los cuales se eliminaron de sus respectivos perfiles hace mucho tiempo.


“Nunca asisto a funerales. Las personas dejan de existir,
mueren definitivamente, cuando exhalan el último suspiro.
Y, después, los recuerdos son ya cosa personal, se llevan dentro.”
Hedy Lamarr

Las redes sociales me gustan para divertirme y agradezco los perfiles donde comparten cosas interesantes, sean estás culturales (arte, artesanía, viajes, música, historia…) o simplemente lúdicas. Todo aquello con lo que aprendo algo me interesa, incluso si subes la foto de un bicho raro que apareció en tu jardín. Pero en cambio, huyo de todo perfil que sobreexplota la pena en todas sus formas o que te narran todas sus actividades desde el desayuno.
¡¡Esas fotos del plato de cocido de la abuela son lo peor!!

*Índice de explosividad volcánica.

Tampoco aguanto a la gente que sigue pensando que -"está en primaria"(gran frase de nuestra amiga Laura) y se enfada contigo a las primeras de cambio porque no has comentado tal cosa o una broma inocente se la toman como un ataque personal. Existe el sarcasmo y la ironía por si lo desconocías. Por fortuna me deshice de ellos hace mucho tiempo.

“Una vez que una mujer ha perdonado a su hombre,
no debe recalentar sus pecados para el desayuno.”
Marlene Dietrich


“Algunas mujeres sienten que la mejor cura para un corazón roto es un nuevo novio.”
Gene Tierney

Actualmente la mira la tengo puesta en las protectoras, santuarios y la gente a la que le dan pena los perritos y otros animales de compañía, ya sean estos maltratados, abandonados o vendidos y luego se meten entre pecho y espalda un bocata de panceta. No puedo con ellos cuando les recriminas que sigan comiendo carne y se defiendan con que es lo normal, que las cosas tienen que mejorar para que vivan en condiciones dignas. ¿Os referís a las procesadoras de carne? La única manera para que tengan una vida digna es dejarlos vivir. A mí que mi “importa” que un cerdo en una granja tenga un tumor, si lo que realmente siento que te preocupa a ti es más tu salud, por lo que te llevarás a la boca, que un interés genuino por el bienestar del animal.
¡Si te preocupa de verdad, no consumas carne!

En 1952, la Sciara del Fuoco se extendía de un modo continuo,
desde la cumbre del Strómboli, hasta el mar mediterráneo.

“Demasiada gente vive según viejos aforismos erróneos.”
Hedy Lamarr

No todo el mundo puede pensar como yo, lo sé y eso me repite día tras día Escolopendra (que parece que utiliza un martillo mecánico sobre mi sesera), pero me gusta pensar que por lo menos reflexionarán y cambiarán su modo de vida para ser más coherentes o por lo menos dejarán de invadir las redes con fotos, la mayoría de las veces, desagradables.


“El humor ha sido el bálsamo de mi vida,
pero ha sido reservado sólo para los más cercanos.”
Lana Turner

Sarcasmo
Del lat. Tardío sarcasmus, y este del gr. σαρκασμός sarkasmós.
Burla mordaz con la que se pretende dar a entender lo contrario o manifestar desagrado. El sarcasmo es una crítica indirecta, pero la mayoría de las veces es expuesta de forma evidente. Ha sido proverbialmente descrito como “la forma más baja de humor pero la más alta expresión de ingenio”, frase que se atribuye a Oscar Wilde.


“Sin compasión, significas muy poco.”
Marlene Dietrich

Son las 21:42h del día 28.

Venenosos salu2 desde Crystal Lake!
Fotos colección del autor y La Tierra (Seix Barrall, 1966).

"Tranquila querida, será más fácil para ti de lo que fue para Jason."
Viernes 13 (1980)